Noticias

LATITUD: modelo de atención no presencial y escenario post Covid-19

LATITUD: modelo de atención no presencial y escenario post Covid-19

A raíz de la actual alerta sanitaria por la Covid-19, el sector ha experimentado un salto significativo en el uso de tecnologías digitales. El proyecto LATITUD, iniciado en 2019 con el objetivo de definir un modelo de atención no presencial en Cataluña, actualiza sus actividades por el contexto actual. Así, la estrategia actualizada debe ser capaz de afrontar situaciones de alta demanda de recursos y movilidad restringida en el acceso a servicios sanitarios.

La situación de alerta sanitaria por la Covid-19 ha sometido sistemas sanitarios de todo el mundo a una presión sin precedentes en los últimos años. El sistema sanitario catalán, orientado a una cobertura universal y pública, ha reforzado la atención no presencial para dar respuesta en esta crisis. Por tanto, en este nuevo escenario de acceso a recursos para las restricciones y el riesgo de contagio, el uso de herramientas digitales ha realizado un salto significativo en el ámbito sanitario.

El Modelo de Atención No Presencial

En marzo de 2019, y por encargo del Departament de Salut, la Fundació TIC Salut Social iniciaba el proyecto LATITUD. Este proyecto tiene por objetivo definir una estrategia para la implementación de servicios de atención no presencial en el Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Cataluña. En este sentido, el proyecto tendrá como resultado tres productos: primero, una revisión del estado del arte sobre atención no presencial, en clave local e internacional; segundo, la definición de la propia estrategia de atención no presencial, identificando diferentes ámbitos de actuación; y finalmente, un plan de acción para poner en marcha la implementación de la estrategia.

«Los cambios demográficos, una ciudadanía cada vez más conocedora de las herramientas digitales, una desigualdad territorial de acceso a servicios y otros aspectos socioeconómicos, son algunos de los factores que justifican la definición de un modelo común de atención no presencial para hacer frente los retos actuales; factores que se añaden a la actual situación de pandemia por SARS-CoV-2.»

Así, mediante una metodología participativa con actores del sector, la Fundació trabaja para definir un marco de implementación de herramientas digitales en el sector sanitario. Este esfuerzo ahora toma más relevancia que nunca, en un contexto de alerta sanitaria como el que estamos viviendo actualmente por la Covid-19, para hacer frente a los retos actuales.

Proyecto LATITUD: resultados preliminares

El primer producto resultantes del LATITUD ha sido el estado del arte sobre atención no presencial. Este análisis recoge información sobre el estado de la telemedicina en Cataluña, e incluye la visión de la ciudadanía, los profesionales y los proveedores sanitarios. También, se han analizado estrategias en sistemas sanitarios similares en Europa y el mundo. En este sentido, los informes generados han sido:

  • Atención no presencial al sistema sanitario público en Cataluña, con la visión y experiencias en el uso de tecnologías para la atención sanitaria a entidades proveedoras del SISCAT.
  • Análisis comparativo de modelos de atención no presencial en diferentes sistemas sanitarios de Europa y el mundo, en el que se identifican modelos y buenas prácticas.
  • Monográficos sobre proyectos de atención no presencial en Cataluña, con información sobre proyectos que destacan por su grado de madurez y desarrollo en el territorio. Están disponibles los monográficos sobre la eConsulta a Atención Primaria, el proyecto Teleictus y el uso de la Teledermatologia.
  • Proceso participativo realizado en la ciudadanía sobre la atención no presencial al sistema sanitario catalán.

Esta recopilación de información ha permitido continuar con la siguiente fase del proyecto: definir la estrategia de atención no presencial con los diferentes ámbitos de trabajo. Así, a través de entrevistas y sesiones de trabajo con el Departamento de Salud, el Servicio Catalán de la Salud y los proveedores sanitarios, se han podido elaborar los principales objetivos del LATITUD.

El nuevo modelo asistencial propuesto está centrado en la persona y considera tanto aspectos clínicos como condicionantes de su entorno. Además, este modelo debe complementar la atención presencial y no presencial según la situación de la persona los recursos asistenciales disponibles. También hay que tener en cuenta un marco tecnológico que permita tanto la integración de herramientas existentes bajo unos parámetros de interoperabilidad, seguridad y privacidad, como el desarrollo de nuevas herramientas. Respecto la evaluación, se propone un modelo que permita medir de forma estandarizada diferentes aspectos de los servicios desplegado. Finalmente, hay que tener en cuenta también el marco normativo y legal que garantice el cumplimientos de las normas de seguridad, protección de datos y regulación establecida por la normativa vigente.

Una nueva aproximación a la atención no presencial

Muchos sistemas sanitarios en toda Europa están actualizando los procesos de atención para potenciar la atención no presencial. Por ejemplo, el National Health Service en el Reino Unido ha publicado recientemente un kit de implementación de teleconsultas para la atención primaria. Esta guía quiere apoyar a los proveedores en la implementación de la atención en línea como parte de la práctica diaria. La actual situación por Covid-19 pone de manifiesto la importancia de disponer de herramientas de atención no presencial para garantizar servicios en condiciones de alta demanda de recursos, limitaciones en el acceso a servicios y restricciones en la movilidad de la ciudadanía . Por tanto, el proyecto LATITUD ha adaptado la metodología de trabajo y las actividades previstas para la finalización de la estrategia y el plan de acción.

El nuevo enfoque quiere garantizar la provisión y calidad del servicio en la atención sanitaria en Cataluña, teniendo en cuenta situaciones de saturación de recursos y limitaciones de movilidad. Por lo tanto, para hacer frente a esta situación se proponen mecanismos para balancear la actividad presencial y no presencial en función de la situación de salud y los recursos disponibles. El objetivo es garantizar la atención presencial para la ciudadanía que más lo necesita, y potenciar el uso de herramientas digitales para aquellos casos en que las condiciones de salud lo permitan. En este sentido, las premisas del nuevo planteamiento dentro del LATITUD son las siguientes:

  • Es necesario priorizar la atención presencial para los casos más urgentes, y facilitar herramientas digitales en aquellos casos que la situación lo permita.
  • Hay que generar circuitos asistenciales que permitan balancear la actividad presencial y no presencial.
  • Hay más integración de servicios y un marco que permita identificar soluciones existentes, evaluarlas y integrarlas en el sistema público

Conclusiones

La situación de alerta sanitaria por la Covid-19 ha puesto de manifiesto necesidades que hasta ahora sólo se consideraban como estrategias de innovación. Así, estas necesidades ahora son parte esencial de los servicios sanitarios, y se consideran derechos del ciudadano. En este sentido, la atención no presencial se presenta como una herramienta imprescindible que permitirá hacer frente a situaciones de demanda variable (crítica en algunos casos). La limitación de acceso a la atención sanitaria ya no es un hecho asociado sólo a dispersión territorial o falta de profesionales en determinadas áreas.

En cambio, esta limitación puede venir derivada de una situación de saturación de recursos y movilidad limitada de la población. El proyecto LATITUD forma parte de esta nueva visión de los servicios sanitarios, para ofrecer un servicio de calidad, sostenible y accesible, tanto presencial como no presencial.

Butlletí Flash TICSS

Subscriu-te i rep cada mes novetats i notícies al teu email

Email