Inforsalud 2020

Un año más, Madrid acoge el INFORSALUD2020 – XXIII Congreso Nacional de Informáticade la Salud 2020, organizado por la SociedadEspañola de Informática en Salud (SEIS), que se ha celebrado los días 3, 4 y 5 de marzo a Madrid, en las dependencias del NH CollectionEurobuilding. Este congreso acoge diferentes ponencias, mesas redondas y exposiciones de experiencias en el ámbito tecnológico y sanitario, y cada año representantes de diferentes regiones y sistemas sanitarios asisten para debatir la innovación que nos espera en los próximos años.

La edición de este año, coincidiendo en plena crisis del COVID-19, se ha visto afectada por diferentes bajas de última hora, debidas a acciones de prevención recomendadas por diferentes autoridades sanitarias. No obstante, este hecho no ha impedido que el congreso se haya desarrollado con relativa normalidad, donde ha tenido cabida el intercambio de experiencias y conocimiento en el uso de las nuevas tecnologías en salud.

 

“¿Tenemos una estrategia para aprender de los datos?”

Algunas de las ponencias destacadas han tratado temas como la gestión de los datos. El acceso, la gobernanza y la gestión de los datos su aspectos que hay que abordar cuando hablamos de mejorar los servicios sanitarios mediante los datos. Hacen falta bases de normalización y estructuración para aprovechar el potencial de estos datos, garantizando siempre unos mínimos de seguridad y privacidad. También se hace mención del papel de la industria en aspectos como la inteligencia artificial y el uso de los grandes datos en salud.

 

“¿Cuál es la flexibilidad de los sistemas sanitarios para incorporar la transformación digital?”

Otro aspecto tratado ha sido lo del liderazgo clínico en la transformación digital. En este sentido, se posa en valor el papel de diferentes colectivos implicados en la transformación de procesos, y un cambio cultural ligado a la innovación en equipos que cada vez su mes multe-disciplinarios. Hay que potenciar aquellos aspectos que influyen en la capacidad de integrar la innovación en el proceso asistencial, como puede ser la connivencia de los diferentes niveles organizativos dentro de los proveedores sanitarios, la capacitación del personal, la gestión del cambio, el marco legal, el marco de financiación o la inclusión de la visión del paciente y los resultados en salud.

 

“¿Cómo gestionamos los sistemas de información y los datos en salud?”

También tuvo lugar un debate interesante sobre las TIC a la sombra, haciendo referencia a todos aquellos sistemas de información que surgen como respuesta a un proceso de innovación sanitario, pero sin conocimiento por parte de los departamentos de sistemas, cosa que añade complejidad a la gestión de estos sistemas, la integración, la protección de datos y la escalabilidad. Tenemos ante el reto de facilitar la innovación a través de las TIC, a la vegada que regulamos el uso de datos yplataformas por la asistencia sanitaria.

 

“¿Cuál es el papel del paciente en la innovación tecnológica?”

Como punto crítico del congreso, se propone hacer una reflexión sobre el papel del ciudadano en este nuevo paradigma de transformación digital en la atención sanitaria. A pesar de que cada vez la innovación y la transformación digital considera el paciente como punto clave, todavía existe un gran sesgo del foco de transformación y dedicación de esfuerzos en innovación. La gran parte de los contenidos del congreso se ha focalizado en la mejora, gracias a las TIC, de las herramientas de los sistemas sanitarios, proveedores y profesionales de la salud por la realización de la práctica asistencial, en detrimento de un enfoc más a prevención, promoción de la salud, auto-gestión de la dolencia, u otros aspectos de co-responsabilidad entre el ciudadano y el sistema sanitario, así como de herramientas por la toma de decisiones a nivel de definición de políticas sanitarias y sociales. El actual paradigma de la salud basado en el dato, y apoyado en las herramientas digitales, requiere de un enfoque holístico que considere al ciudadano, no como un elemento meramente pasivo que recibe atención sanitaria, sino como un actor implicado, generador de datos y conocimiento sobre sus condiciones de salud (y las implicaciones que tiene en su calidad de vida). La combinación de herramientas de auto gestión por el ciudadano, soluciones digitales que faciliten la tarea asistencial al profesional, y la definición de políticas sanitarias con un mayor pes de la prevención y promoción de la salud, pueden ser útiles para hacer frente a los retos actuales de la sociedad, siempre garantizando la seguridad y privacidad de los actores y sus datos. Para acabar, un agradecimiento a los organizadores del congreso y a todos los asistentes por los tres días de intercambio de experiencias y conocimiento sobre este ámbito tanto interesante como es la transformación digital y la informática en salud. ¡Os esperamos a la próxima edición de 2021!

Butlletí Flash TICSS

Subscriu-te i rep cada mes novetats i notícies al teu email

Email