Noticias

Tecnologías exponenciales aplicadas en el diagnóstico para la imagen

Tecnologías exponenciales aplicadas en el diagnóstico para la imagen

Con motivo del lanzamiento oficial del Observatorio de Innovación de la Fundación TIC Salut Social nos reunimos con el Dr. Donoso, director del Centro de Diagnóstico para la Imagen del Hospital Clínico de Barcelona - Universidad de Barcelona. Conversamos sobre el estado de la cuestión y las perspectivas de futuro en imagen médica digital.

– Con los nuevos sistemas de gestión en la nube, ¿qué perspectivas de innovación se abren en el trabajo con imagen médica digital?

Desde hace tiempo en nuestro mundo oímos hablar de las soluciones cloud y desde el punto de vista tecnológico se usan en muchos campos. Es cierto que en el nuestro también va entrando poco a poco.

Con el concepto de cloud que hay en el Consejo de Infraestructura a nosotros nos interesa porque lo vemos relativamente, aunque como usuario final no. El concepto de plataforma como servicio dentro de la terminología cloud, tampoco.

Nos empezamos aproximar a nuestro campo con el software como servicio. Es aquí, comparando con la forma en que trabajábamos hace unos años -con aplicativos instalados en los ordenadores- donde la posibilidad de utilizar aplicativos en el cloud y pagar por el servicio teniendo la última tecnología resulta realmente atractivo.

– ¿Considera que esto podría aportar nuevos procesos de diagnóstico de imagen digital basados ​​en servicios que actualmente no trabajan?

La posibilidad de poder utilizar software en cloud para que sea más accesible ya nos posibilita utilizar técnicas de análisis y procesamiento de imagen que por otra parte podríamos hacer pero que es un poco más complicado. Por lo tanto, servicios de diagnóstico más avanzados pueden potenciar toda la cuantificación de la información contenida en las imágenes.

Otro concepto que está entrando con fuerza, servicios conocidos como teleradiología o telemedicina, serían los servicios médicos en el cloud: segunda opinión, cuantificación, análisis de datos, … Y eso creo que entrará con fuerza.

– La Inteligencia Artificial aplicada al tratamiento de la información de la imagen médica digital está siendo un referente como tendencia. ¿Hasta qué punto considera que puede ser una realidad?

Desde hace dos o tres años estamos viviendo un boom. Ahora todo es IA. De hecho las máquinas con las que trabajamos TAC y resonancia magnética, durante el procesado de imágenes ya utilizan conceptos de IA desde hace diez años.

Quizás hay que distinguir entre Narrow AI y Machine o Deep Learning. En cuanto al narrow AI, que básicamente es la utilización de algoritmos, nosotros tenemos mucha experiencia. Sistemas de ayuda y de interpretación por ordenador o detección de imagen y ayuda al diagnóstico. Lo que marcará la diferencia es la aplicación de algoritmos más complejos en el mundo del machine learning donde las máquinas puedan hacer cosas que nosotros no. Esto tardará un poco más en llegar porque se han de validar las circunstancias clínicas. Hay que determinar cuál es el problema y cuál es la solución. Y todo ello necesita una validación pero no tengo ninguna duda de que entrará con fuerza. Aunque no tanta con la que se está esperando.

– ¿Cuáles son los retos con los que se enfrenta la imagen médica digital en los próximos años?

La entrada de software y soluciones en IA tiene, y tendrá, un impacto tanto en la provisión de servicios como en la profesión médica en general. No sólo los que nos dedicamos a la imagen sino de cualquier otra especialidad.

Aunque la demanda de servicios sea tan grande, en nuestro caso dudo que las herramientas de IA terminen sustituyéndonos. Seremos más productivos y tendremos que cambiar la manera de trabajar pero no nos sustituiran.

Otros aspectos muy relevantes son la incidencia directa que tienen los pacientes en las decisiones de los tratamientos, a las consultas y los resultados de las pruebas.Esto está marcando la manera en que proveemos el servicio. También la información dirigida a pacientes tiene, y tendrá, un gran impacto. Concretando un poco más en nuestro trabajo, ahora nos dedicamos a hacer imágenes de resonancia magnética, TAC, «ecos» y extraemos informes muy precisos sobre técnicas concretas. Lo que tiene un valor creciente es poder integrar esta información con otros datos. De laboratorio o de anatomía patológica, por ejemplo. Por lo tanto, el concepto de informe integral también está entrando con mucha fuerza.

– ¿Nos podría poner ejemplos?

Dos problemas que tenemos en nuestro departamento, el sistema de salud y los profesionales en general es el tiempo que tardamos en hacer las cosas y la variabilidad de cómo las hacemos. Un médico puede hacer las cosas de manera muy diferente a como las hace otro, a menudo sin consecuencias para el paciente pero teóricamente puede producir servicios ineficientes.

La utilización de técnicas de IA nos ayuda a disminuir tiempo y variabilidad. Estandariza y podemos cuantificar resultados de actividad. Por lo tanto, nos dirigimos a la cuantificación no al arte, que también está bien pero quizás demasiado arte no es tan eficiente.

Un caso práctico serían los enfermos de ictus para quien el tiempo es crucial. Siempre decimos que «el tiempo es cerebro». Todo lo que tardamos en diagnosticar a un paciente hasta que le empezamos a aplicar un tratamiento es de vital importancia. Con la IA podremos obtener los datos mucho más rápido y tener ayudas al diagnóstico que disminuyan la variabilidad y nos permitan hacer propuestas y tratamientos más precisos.

– Desde la Fundació TIC Salut Social estamos impulsando un Observatorio en Innovación en Imagen Médica Digital. ¿Cómo cree que puede servir este observatorio para una organización como la suya?

Con la explosión de soluciones y experiencias, compañías de todo tipo y en todas partes del mundo promoviendo soluciones y nuevos escenarios para la aplicación de técnicas de cuantificación de imagen, de análisis basadas en IA… Para un profesional gestionar esta explosión es imposible, sobre todo cuando quiere analizar su aplicación clínica y su fiabilidad o intercambiar experiencias con otros profesionales que estén probando nuevas soluciones.

El hecho de disponer de un Observatorio en Innovación como el que la Fundació TIC Salut Social está promoviendo me parece no sólo relevante sino imprescindible para que podamos sobrevivir y avanzar liderando la aplicación de estas tecnologías.

Encuesta innovación en Imagen Médica Digital

Recordaros que desde la Fundación TIC Salut Social hemos elaborado una encuesta para conocer el estado de la innovación de la Imagen Médica Digital. Si estáis interesados en este tema, ya sea porque desde la organización/emprendida en la cual trabajas estáis dedicando recursos o, si tenéis previsto hacerlo próximamente, nos gustaría conocer vuestras necesidades.
La encuesta está planteada para ser contestada en 5 minutos y, una vez revisadas las respuestas, nos pondremos en contacto con vosotros.

Os agradecemos por adelantado vuestra participación.

Butlletí Flash TICSS

Subscriu-te i rep cada mes novetats i notícies al teu email

Email