Noticias

¿Cómo transforma la mHealth la sanidad en China y EE. UU, las dos mayores economías mundiales?

¿Cómo transforma la mHealth la sanidad en China y EE. UU, las dos mayores economías mundiales?

El número de conexiones móviles en el mundo sigue aumentando y gran parte de este crecimiento futuro se espera que tenga lugar en la región Asia-Pacífico. En concreto, es en Rusia dónde se observa el nivel más alto de penetración de teléfonos móviles por habitante, con un 180 %, seguida de Vietnam (150 %) e Indonesia (120 %). Sin embargo, China e India son hoy las áreas con el mayor número de aparatos móviles en el mundo.

La implementación de la movilidad y de la banda ancha contribuye de forma positiva a la economía. La Academia China de Investigación en Telecomunicaciones (CATR) sostiene que la expansión de las conexiones móviles de banda ancha en el país beneficia a las comunidades rurales chinas, donde vive uno de cada cuatro usuarios de Internet del país. Según una encuesta de junio de 2013 del Centro de Información sobre la Red en China (CNNC), el 78,9 % de los internautas de las áreas rurales se conecta a Internet a través de su teléfono móvil. Este dato sugiere que existe una gran oportunidad para utilizar la mHealth en estas áreas, donde el ratio de profesionales de la salud por persona es la mitad que en las zonas urbanas de China.

El crecimiento del número de personas con enfermedades crónicas y el envejecimiento de la población están presionando al sistema de salud chino. Se trata de los mismos problemas a los que debe hacer frente los Estados Unidos, donde la cronicidad representa en la actualidad hasta el 75 % del gasto total en salud. De hecho, para el año 2050 se prevé que uno de cada cinco estadounidenses tendrá más de 65 años.

Ante este escenario futuro, la respuesta del Gobierno de China ha sido contundente: ha creado el Plan Chino de Trabajo para la Prevención de Enfermedades Crónicas 2012-2015, con el uso de aparatos móviles para monitorizar a los pacientes como una de las piezas clave.

El mercado de la mHealth, en alza

Según el modelo de previsión de crecimiento de la mHealth confeccionado la GSMA, China será el país del mundo con el mayor porcentaje del mercado de la salud móvil en 2017, con un 37 % del total. Le seguirá Japón, con el 21 %.

Hoy en día ya existen 2.000 aplicaciones móviles creadas en China. Sin embargo, el total de usuarios todavía es baja. Se sabe que en la actualidad sólo se han instalado aplicaciones de mHealth en un 2,9 % de los teléfonos móviles de los ciudadanos chinos, un porcentaje que se prevé que alcance el 30 % en 2015. Precisamente, en sólo un año -del 2012 al 2013- el mercado de la mHealth ha crecido un 17,7 % en China y se estima que a finales de 2017 el mercado superará los 10.000 millones de yuanes (1.170 millones de euros).

Por otra parte, también se espera una explosión del mercado chino de wearables. Además, está previsto que el mercado de servicios de monitorización en el país llegue a los 1.200 millones de dólares en 2017, con el 90 % de los ingresos provenientes de soluciones para la gestión de las enfermedades crónicas, que se espera que lleguen a dominar el mercado global de la mHealth. Los otros dos subsectores con más posibilidades son el de diagnósticos y el de tratamientos. El mercado de los sistemas de videoconferencias, que permiten acceder a servicios médicos de alta calidad a bajo precio en zonas con pocos recursos, también ha experimentado un aumento del 28,24 % en 2013.

En Estados Unidos, el uso de la mHealth también se está extendiendo rápidamente. Según una encuesta nacional realizada por el Pew Internet and American Life Project en 2012, el 31 % de quienes respondieron ya utilizaban sus teléfonos móviles para buscar información médica o de salud en Internet. Respecto a 2010, un 37 % más de los propietarios de smartphones ya usaban apps para monitorizar o gestionar su salud.

El objetivo: superar las barreras en mHealth

A pesar de las oportunidades emergentes, el informe del Center for Technology Innovation de The Brookings Institution señala los obstáculos que hay que superar en el camino hacia la expansión del uso de la mHealth, tanto en China como en Estados Unidos:

  • A pesar de todo, el mercado es aún pequeño en ambos países, ya que se encuentra en fase de introducción. Para acelerar su crecimiento, hay que fomentar la cooperación entre operadores de telecomunicaciones, centros de salud, profesionales médicos y pacientes. 
  • Existen retos legislativos y políticos. Por ejemplo, a día de hoy el Ministerio de Salud de China no permite el tratamiento de pacientes o prescribir mediante aparatos móviles. En EE. UU, en cambio, la preocupación más importante es por el reembolso de los servicios de mHealth. Ningún seguro, ni público ni privado, cubre el coste de las consultas, diagnósticos o tratamientos mediante soluciones móviles de salud. 
  • Es patente la falta de regulación y de estándares de software y de hardware, tanto en China como en los Estados Unidos. Esta representa una barrera muy importante para el desarrollo del sector. 

Si se superan estos obstáculos, los autores del informe apuntan que la mHealth, sin duda, optimizará la eficiencia de los sistemas sanitarios de China y los Estados Unidos, reduciendo errores y racionalizando los procesos médicos, además de mejorar la experiencia del paciente. Por otra parte, la expansión del uso de la salud móvil contribuirá a un óptimo almacenaje y análisis de los datos de salud y a analizarlos, lo que permitirá que la Administración pueda realizar mejores decisiones informadas en materia de sanidad.

Referencia bibliográfica

  • Xiaohui, Y. et al. mHealth in China and the United States: How Mobile Technology is Transforming Healthcare in the World’s Two Largest Economies. China Academy of Telecommunication Research of MIIT and Center for Technology Innovation at Brookings, 2014 [acceso: 3 de abril de 2014]. Disponible en: http://www.brookings.edu/…

Butlletí Flash TICSS

Subscriu-te i rep cada mes novetats i notícies al teu email

Email