Noticias

«Estas certificaciones en apps son una garantía para los usuarios y los profesionales»

«Estas certificaciones en apps son una garantía para los usuarios y los profesionales»

Entrevistamos a Xavier Llordella de Contour Diabetes

La Diabetes Mellitus (DM) es una enfermedad crónica que requiere un buen control metabólico para evitar o frenar posibles complicaciones a largo plazo. Los pacientes requieren controlar a lo largo del día que los niveles de glucosa en la sangre se encuentran en los parámetros adecuados. Aplicaciones móviles como Contour (Ascensia Diabetes Care), ayudan a mejorar este control por parte del paciente y también en la comunicación con los profesionales de la salud. Recientemente Contour Diabetes ha pasado con éxito el proceso de acreditación de la Fundación TIC Salud Social y hemos querido hablar con Xavier Llordella, Gerente Territorial Relaciones Institucionales Ascensia Diabetes Care, para que nos explicara cómo ha ido todo el proceso.

Xavier, ¿qué beneficios aporta disponer de un certificado de calidad para una aplicación como Contour?

Para Ascensia Diabetes Care es muy importante conseguir certificados de calidad externos a la compañía y homologados por Sociedades Científicas y Administraciones publicas, pues la calidad es la principal finalidad de la investigación de nuestros productos. Estos certificados nos confirman que esta es la línea correcta. En cuanto a los beneficios, sabemos que los principales beneficiarios de esta certificación son los usuarios y los profesionales sanitarios que utilizan o recomiendan nuestros productos, pero también las entidades sanitarias, que ahora ven como algunos productos ya empiezan a certificar algunas de las exigencias y requerimientos que nos demandan.

Los principales beneficiarios de esta certificación son los usuarios y los profesionales sanitarios que utilizan o recomiendan nuestros productos.

  • ¿Crees que en general hay interés en obtener este tipo de certificaciones?

Ahora estamos viendo un cierto movimiento en este aspecto. La tecnología sanitaria genera muchas dudas de seguridad, ya sea desde el almacenamiento y protección de los datos a la transferencia de los mismos a un sistema informático externo. En general, hasta ahora, no había demasiado interés en lograr estas certificaciones, ha sido una decisión voluntaria e interna de las compañías. La exigencia de las administraciones públicas sirve de motor para buscar este tipo de certificaciones. Las empresas y la administración sabemos que no nos podemos permitir ningún error en la implementación de las nuevas tecnologías y estas certificaciones son una garantía. Creo que todos estamos viendo que hemos llegado a un punto donde certificados o requisitos históricos no son suficientes para garantizar la calidad y la seguridad de los actuales productos sanitarios.

Las empresas y la administración sabemos que no nos podemos permitir ningún error en la implementación de las nuevas tecnologías y estas certificaciones son una garantía.

  • ¿Disponéis de otros certificados a nivel estatal y europeo?

Sí, tenemos la certificación de la «Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía», la cual nos ha otorgado el distintivo de App Saludable. Presentamos la App a la evaluación de la Fundación ISYS, que la evaluó desde el punto de vista del paciente y del profesional, con el resultado de ser una de las 5 mejores Apps médicas en las dos categorías. También hemos logrado la ISO 27001 que certifica el almacenamiento y encriptado de los datos. Pero aquí quisiera hacer ver que la App es una parte de todo el proceso del autocontrol que realiza la persona con diabetes. Las otras dos patas del sistema que son: la tira reactiva y el medidor, también las tenemos certificadas y homologadas a diferentes niveles. La tira reactiva está certificada con la ISO 15197/2015 con cada uno de los medidores que puede ser utilizada en absolutamente todos sus puntos de evaluación y sin excepción, el medidor de glucosa también está certificado por Continua Health Alliance, que es una entidad certificadora a nivel europeo y por TIC Salut Social con un certificado de homologación de interoperabilidad. Los tres elementos del autocontrol (Contour Diabetes App, Contour Next tiras reactivas y los medidores vinculados) tienen las homologaciones y certificados para garantizar la seguridad y tranquilidad a los profesionales de la salud y pacientes y entidades sanitarias.

  • ¿Cómo has vivido el proceso de certificación?

El nivel de exigencia es muy alto. Si no estoy equivocado han sido 120 puntos en total que se han evaluado dentro de las 4 categorías (diseño y usabilidad, criterios tecnológicos, confidencialidad y seguridad de los datos y el último bloque de contenidos funcionales). Es una experiencia muy interesante realizar un proceso de este estilo, pues te hace mirar aquello en lo que trabajas con ojos muy críticos y con una mentalidad de mejora de producto final muy orientada a usuario y recomendador. Ha sido muy gratificante ver cómo nuestra App obtenía una nota media de 9,6 sobre 10.

El nivel de exigencia es muy alto, pero ha sido muy gratificante ver cómo nuestra App obtenía una nota media de 9,6 sobre 10.

  • ¿Qué destacarías a lo largo del proceso de acreditación?

La experiencia ha sido muy enriquecedora, ha sido un gran reto. Nos ha hecho ver que la adaptación de una app global a nivel local es importante y ha requerido de un grado muy elevado de flexibilidad de nuestra casa matriz. La visualización de esta implementación a nivel territorial no se puede perder en el proceso de desarrollo e implementación, pues podemos disponer de herramientas muy interesantes, muy avanzadas pero que no se puedan implementar en manos de usuario o profesional.

  • ¿Cuáles fueron los motivos que os impulsaron a realizar una auditoría previa a la acreditación y cuál ha sido el resultado? ¿Lo recomendarías?

Ya veníamos de la certificación de la «Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía» y aquella experiencia nos hizo ver que antes de iniciar el proceso teníamos que saber dónde estábamos para con las exigencias y evaluación de TIC Salut Social. Antes de mover nada, teníamos que saber si habían opciones de alcanzar el certificado y es por eso que con los criterios de evaluación que tiene publicados, pedimos a un proveedor tecnológico hacer una evaluación. Lo que vimos es que la Contour Diabetes App no estaba muy lejos de las exigencias de la evaluación, y pudimos hacer una primera revisión y modificación. La verdad es que nos ayudó mucho a presentar la documentación y el posicionamiento de nuestra App hacia cada uno de los criterios a evaluar.

  • Una de las funcionalidades más valoradas por usuarios y profesionales sanitarios es la posibilidad de recoger en un informe las últimas medidas de las últimas semanas y consultarlo y / o enviarlo en PDF, facilitando así el intercambio de información entre las dos partes. ¿Nos puedes avanzar si tenéis previsto alguna actualización más adelante en esta línea?

La medicina no presencial es una vertiente que cada vez tiene más importancia en la asistencia sanitaria. El hecho de que el binomio profesional / usuario puedan compartir información telemática es un gran avance. Esto con nuestro sistema ya es una realidad, pero no nos quedamos ahí, estamos trabajando en un portal profesional y también en la transferencia de datos de nuestro sistema a sistema informático del servicio sanitario que lo demande. Me permito insistir en que todas las certificaciones que tenemos a nivel de tiras reactivas, medidores de glucosa y app nos ponen en un punto de salida muy ventajoso para abordar estos proyectos.

  • Otra funcionalidad que ayuda mucho a mantener un correcto seguimiento es la visualización de las tomas y resultados diarios en la franja horaria correspondiente y mostrarlo en los 3 colores del semáforo. ¿Qué feedback habéis obtenido desde el punto de vista de experiencia del usuario de esta implementación?

Es gratificante de ver cómo algo tan sencillo como aplicar luces de colores a un medidor de glucosa e indicar si el valor está dentro del margen definido por el profesional sanitario como buen control, o bien por debajo o por encima de éste, esté ayudando a tantas personas en su control diario. Hay muchos usuarios que viendo el color que ilumina en el puerto de la tira saben que el resultado está dentro de los márgenes y no tienen que hacer nada, o que viendo el color rojo o ámbar, el resultado no es adecuado y requiere de alguna acción por parte del paciente. Aplicando el código de colores del semáforos, verde, buen control, ámbar, por encima de los niveles recomendados, y rojo, peligro, hipoglucemia o por debajo de valor recomendando. Es muy simple pero muy efectivo.

Viendo sólo el color que se ilumina en el puerto de la tira, los usuarios ya saben que el resultado está dentro de los márgenes y no tienen que hacer nada, o que viendo el color rojo o ámbar, el resultado no es adecuado y requiere de alguna acción por parte del paciente.

  • Por último, hay otra funcionalidad a la aplicación que aporta un valor añadido como es la de los patrones. ¿Cómo valoran los profesionales y los pacientes esta funcionalidad.

Esta funcionalidad es exclusiva de nuestra App. Mediante unos algoritmos se determinan patrones de conducta, por ejemplo: la App identifica si el miércoles por la noche el paciente tiene tendencia a dar resultados bajos. Después de una serie de preguntas que hacen reflexionar al paciente y de la inclusión de las respuestas del paciente y de los posibles motivos de estos resultados, la App recomienda acciones (da feedback) y envía recordatorios al usuario para que esta situación no se repita y pueda romper esta dinámica de malos controles. De esta manera el paciente puede actuar proactivamente ante una situación que se puede repetir en el tiempo y solucionarla. Estos patrones quedan registrados App en dos categorías, patrones solucionados o patrones pendientes, por lo que el profesional sanitario puede ver qué patrones han saltado, cuáles han sido solucionados y cuáles no, y actuar: o bien reforzando el empoderamiento del paciente en los patrones solucionados, o bien incidiendo en los que no han sido solucionados.

Mediante unos algoritmos se determinan patrones de conducta y el paciente puede actuar proactivamente ante una situación que se puede repetir en el tiempo y solucionarla.

Butlletí Flash TICSS

Subscriu-te i rep cada mes novetats i notícies al teu email

Email